El olivar

Acabando la primavera de 2015 se replantearon las 14 cuarteradas (10 Ha ) de terreno para sembrar olivos, en un marco de separación que se encontró adecuado fuera de 8 x 6 metros. Esto es un espacio muy amplio para los árboles porque la previsión de futuro, aunque en un principio se instaló un sistema de riego por goteo, es que los árboles no fueran regados salvo en casos de sequía extrema.

Tuvimos que hacernos con dos mil tutores de madera para sostener los diminutos brotes de olivo (no medían más de un palmo) que sembramos después de haber subsolado todo el terreno. Y con dos mil protectores porque detectamos la presencia de liebres en la zona. Bernat Pizà Trias dirigió el proyecto.

Para que el aceite tuviera las propiedades que deseamos y después de más de 25 años de experiencia cultivando olivos en la Sierra de Tramuntana, en el término de Andratx, decidimos sembrar en estos cien mil metros sólo variedades permitidas por la denominación de origen “Oli de Mallorca” y en esta proporción: mil cuatrocientas Arbequinas, trescientas Piqual y trescientas Empeltre, y dejamos para dos cuarteradas que restan en Binifarda, vecina de Gossalba, la incorporación de las variedades Frantoio y Koroneiki.

La primera cosecha se llevó a cabo durante el otoño de 2018 y hasta ahora cada año hemos obtenido una excelente producción de aceitunas ecológicas, libres de herbicidas, insecticidas y pesticidas, contando con el asesoramiento de APAEMA, la Asociación de la Producción Agraria Ecológica de Mallorca.

Menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca